Tradución del MAKA HANNYA HARAMITA SHINGYO

Esencia del Sutra de la Gran Sabiduría que permite ir más allá
El bodhisattva de la Verdadera Libertad, por la práctica profunda de la Gran Sabiduría, comprende que el cuerpo y los cinco skandha (sensación, percepción, pensamiento, actividad, conciencia) no son más que vacuidad (ku) y mediante esta comprensión ayuda a todos aquellos que sufren.
 
¡Oh Sariputra!, los fenómenos no son diferentes del vacío; el vacío no es diferente de los fenómenos. Los fenómenos se vuelven ku; ku se vuelve fenómeno. (La forma es el vacío, el vacío es la forma). Los cinco skandha son también fenómenos.
¡Oh Sariputra!, toda existencia es ku (vacío). No hay nacimiento, ni comienzo, ni pureza, ni mácula, ni crecimiento, ni disminución. Por eso, en ku, no hay ni forma ni skandha, ni ojo, ni oreja, ni naríz, ni lengua, ni cuerpo, ni conciencia.
 
No hay color, ni sonido, ni olor, ni gusto, ni tacto, ni objeto de pensamiento. No hay sabiduría ni ignorancia, ni ilusión ni cese de la ilusión, ni decadencia ni muerte, ni fin de la decadencia ni cese del sufrimiento. No hay conocimiento, ni provecho, ni no provecho.
 
Para el bodhisattva, gracias a esta sabiduría que conduce más allá, no existe ni el miedo ni el temor. Toda ilusión y todo apego han sido cortados, y puede aprehender el fin último de la vida, el nirvana.
 
Todos los Budas del pasado, del presente y del futuro pueden alcanzar la comprensión de esta suprema sabiduría que libera del sufrimiento y permite encontrar la realidad.
 
Este mantra incomparable se dice así:
“Vamos, vamos, todos juntos más allá del más allá a la orilla del satori.”

Piratería

Me gusta la piratería
Ese no dejarse controlar
Ese saber que se lo quiere a uno hacer esclavo.
Me gusta la piratería
Pero esa que es silenciosa
La que se infiltra, sutil, secreta y sigilosa
La que pasa desapercibida
La que llega a todas partes sin ser detectada.
Me gusta la piratería
Pero la del interior
La que rompe cadenas, límites y mandatos
La que, por crecer desde adentro, no puede ser erradicada
La que se muestra, cuando ya no hay como detenerla.
Me gusta la piratería
La del espíritu
La que no tiene bandera
La que no copia, la que se sabe exiliada,
La que no busca pertenecer, ni agradar
Aquella que no busca reconocimiento, ni ser aceptada
La que no teme a la soledad,
La que no se miente a si misma
La que no busca ser lo que no es.
Me gusta esa piratería del espíritu libre
Esa que todos tenemos dentro
la libertad natural
la cual, aunque innata, necesita ser conquistada.
Me gusta la piratería de las almas valientes
Esa para la cual todo es océano
la que se contenta con la vida simple
Esa que no muere con la muerte.