El monje idiota

Sobre el monje Ryokan se dice “es un Maestro fuera de lo común; principalmente por su humildad y capacidad de amor.
Después de encontrar a su Maestro Kokusen, éste le impuso el nombre de Ryokan que significa “Inmensa Bondad”, por respeto lo admitió, pero nada más fallecer Kokusen, antepuso al nombre de Ryokan el de Daigu, que significa “Gran Idiota” ”

Erich Fromm, en el libro “Budismo Zen y psicoanálisis” se refiere en unas lineas a Lao-tsé, diciendo: ” Lao-tsé se retrata a si mismo como si fuera un idiota. Parece que no supiera nada, que no le afectara nada. No sirve prácticamente para nada en este mundo utilitario. No obstante hay algo en él que lo convierte en algo distinto de un espécimen simplón ignorante. Solo exteriormente lo parece”

No puedo dejar de pensar en mi propia estupidez, y como muchas veces las consecuencias que me ha traído, han sido grandes motivadores o señales para avanzar y “mejorar” o “corregir” algo en mi. Quizás parte del camino hacia un vida con sentido y alineada con la vida misma, pase por reconocer esa idiotez, esa gran estupidez potencial que reposa en cada uno de nosotros, y no negarla.

No sabemos mucho, quizás solo estemos jugando un juego, donde el que se reconoce idiota (porque lo somos) solo da un paso más hacia si mismo y puede comenzar a disfrutar el juego.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Palabras.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s