La mirada del desierto

En la costa del desierto, donde se tocan el mar y lo árido, busco entre las piedras, reflejos de las estrellas dejadas atrás por la noche.

Encuentro historias, pérdidas, casi olvidadas. Me cuentan de noches, sucesivas noches, en las que el cielo no es un solo cielo, sino que cambia, muta, gira. Me cuentan de astros que están vivos, que escapan de sus órbitas cuando la mirada se distrae, y que solo se dejan ver por los ojos del desierto.

El calor y la noche, me depuran el alma, cuanta basura acumulada me ha hecho sudar el desierto. Me muestra recuerdos,  recuerdos que reflotan para ser transmutados. Me deja la mirada limpia, porque mi visión viene del alma, y es el alma lo que me ha tocado el desierto.

Sigo encontrando gente, gente que ha sido limpiada, porque esta tierra se traga las penas y las transforma en trabajo y silencio. Me siguen hablando, de noches en las que el cielo se mueve, en las que el techo del mundo no es lo que parece, donde el techo del mundo no es techo, sino puente.

Aquí me veo, entre el mar y la arena de un desierto costero, aquí estoy sentado en piedras talladas por el viento. Tormentas de sol, tormentas de viento y arena siguen puliendo mi alma. El desierto no me quiere dejar ir, no hasta que me aligere la carga.

 

IMG_0508

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Visiones.

Un comentario el “La mirada del desierto

  1. MUY HERMOSAS PALABRAS LA NOCHE TIENE ESE REFLEGO QUE ES UN MUNDO APARTE ES LA VIDA MISMA DE CADA NOCHE

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s