Liberarse de la angustia

¿Que se busca cuando se busca? ¿En que consiste esa felicidad que queremos encontrar? ¿Que tanta influencia tenemos sobre la “cantidad” de felicidad que experimentamos?

Uno de los motores que mueven esta búsqueda de felicidad es haber experimentado justamente la falta de ella, la angustia. Dicen que por ahí que ser feliz podría ser vivir cada día menos angustiado, y creo que es una buena aproximación. Por eso muchas tradiciones espirituales promueven que se puede erradicar el sufrimiento, y que esa es la clave para experimentar el “paraíso” ahora, y no después. Me quedo con aquellas corrientes que dicen que las promesas de una vida feliz post mortem no tienen sentido, el único momento para experimentar la dicha es ahora. ¿Existe vida después de la muerte? Realmente no importa, lo que importa es que haya vida antes de la muerte.

Tiene mucho sentido vivir liberándose del sufrimiento, de vivir para cada día estar menos angustiado. Al final esa es la máxima contribución que podemos hacer al mundo: ser felices. Si cada persona se ocupara de su propia felicidad, el mundo sería un lugar más agradable.

Esa es la invitación: empezar a buscar, o seguir buscando y viviendo todas aquellas herramientas que nos ayuden a separarnos de la ilusión del sufrimiento. Es posible, requiere trabajo, pero es posible. Esa es la máxima contribución que podemos hacer al mundo.

Anuncios

Zen, la vida de Dogen

La película esta basada en la vida de Dogen Zenji , que vivió entre el 1200 y el 1253, se le considera el maestro preeminente del Zen Soto de Japón. En el siglo XIII, Dogen, viajó a China, determinado a encontrar a su verdadero maestro. Allí él encontró a un monje que le enseñó que sentarse en meditación zen es el camino verdadero y unico a la iluminacion. Iluminado regreso a Japón, para dedicar su vida a iniciar y enseñar el Budismo del zen, inspirando a millones de budistas del zen que hoy lo practican en todo el mundo.