Oscuridad luminosa

Quienes nos hemos propuesto limpiarnos de todo aquello que nos impida ser felices, a menudo nos “culpamos” cuando cometemos el “error” de tener actitudes negativas. Sentimos que al enojarnos, odiar o culpabilizar a otros estamos frente a un gran retroceso en lo que llamamos “camino espiritual”. Sin embargo, creo que esas emociones negativas, esos pensamientos inarmónicos no nos alejan del “camino”, sino que más bien constituyen parte del camino.

Cuando pasa algo que te hace enojar, algo que te molesta al punto de querer gritarle a la persona que tienes al lado, estás frente a una maravillosa oportunidad de darte cuenta de que aún te falta para dominar tus reacciones completamente. En ningún caso es un retroceso, sino más bien un indicador de como vamos.

Lo avanzado, lo ganado, lo aprendido y lo recordado ya es parte de nosotros. Si aún quedan vestigios de actitudes dañinas, tomemoslas como una señal de por donde continuar trabajándonos. No es útil culparnos o recriminarnos por cometer estas “equivocaciones”, a fin de cuentas elegimos el camino humano y debemos aceptar está decisión con todo lo que ser humano implica.

Entonces, no te culpes, agradece cada paso del camino, todos y cada uno. Que cada pequeña acción vaya siendo cada vez más luminosa, pero si un poco de oscuridad surge en tus respuestas, acéptala como el maestro que es.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Palabras.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s