Solo un momento de silencio

¿Dónde está el silencio? Me pregunto en medio de una ciudad estruendosa.
¿Dónde aquel sitio sagrado que permite disfrutar esa música inaudible?
Una ruidosa tortura nos persigue a donde vayamos, todos con un cuchillo al cuello, metal incandescente y arrítmico que espanta toda sutileza.
Sigiloso, me acerco a un árbol, quizás debajo de esa madera arrugada encuentre refugio.
¿Dónde podremos contactar con la musical calma de las hojas cayendo?
Un templo, un bosque, tu centro, me susurra un viento tibio.
La lluvia aplaca los gritos de la urbe, y por un instante vemos caras sin boca.
Solo un momento de silencio basta para saber que somos.
Solo un momento de silencio basta para seguir viviendo.
Solo un momento de silencio…

Anuncios